Chilenas, chilenas… ¿quién no ha deseado marcar un golazo de este calibre alguna vez? ¿Sabes cómo hacer chilenas en fútbol?

Pues aquí, amigos míos, queremos mostraros cómo hacerlas, ya que, marcar alguna vez un gol de chilena es algo que no se ve muchas veces en un campo de fútbol, por lo que queremos brindarte la santísima oportunidad de que sorprendas a propios y a extraños con este acrobático remate.

CÓMO HACER CHILENAS EN FÚTBOL

Aquí os dejamos el vídeo de cómo deberíais empezar a hacer chilenas, acompañado de algunos trucos y consejos que fuimos cogiendo con la práctica. Sigue leyendo para aprender todos los secretos de las chilenas y que te quede todo más claro.

¿Cómo empezar a hacer chilenas?

Seguro que te preguntarás: “Y bien ¿por dónde se empieza?” a lo que te contestaremos… “Pues, por lanzar el balón y empezar a caer contra el suelo” (no se nos ocurre otra cosa que dé más placer que quedar ahí estrellado)… No podréis saltaros esta parte. Aún así,  nosotros, en Living4Footballqueremos que empieces bien preparado, por lo que te diremos un poco de la ejecución, para que te vayas haciendo un poco a la idea de cómo debes ejecutar técnica de las chilenas. Así que, aquí te dejamos sus pasos:

  1. Debes orientarte de espaldas a la portería y empezar lanzando el balón con la mano hacia arriba. Éste, debe quedar más o menos encima de tu cabeza. 
  2. Salta con tu pie dominante que será con el que golpees. 
  3. Tu no dominante te ayudará a imprimir fuerza en el  gesto, por lo que debes simular un golpeo con éste mientras saltas con el contrario. 
  4. Empálala con el dominante cuando este bajando la pelota. 
  5. Al caer, no te olvides de apoyar el brazo contrario y girar un poco de lado para amortiguar la caída.
Después de esto, practica lo mismo pero haciendo toques hasta que te salga. Es lo mismo, pero dominando el balón y lanzándolo hacia arriba.
 
Fantástico gol que marcó Wayne Rooney al Manchester City.

Debes tener claro que para hacer una chilena no puedes tener miedo a caer y hacerte daño. Seguramente pienses que te vayas a dar un golpe muy fuerte y te puedas lesionar, ¿verdad? Pues así es. Si no calculas bien, puedes salir bastante dolorido, pero esto tiene solución si sabes cómo colocar los brazos una vez llegues al suelo. Por lo demás es atreverte a realizar el gesto. Duele, pero es aguantable. Así que: PIERDE EL MIEDO E INTÉNTALO.

¿Cómo colocar los brazos al caer cuando haces una chilena?

Seguramente, por inercia, ya te salga apoyarte con los brazos al caer, pero no viene de más explicarlo. La chilena es un gesto que se hace de espaldas a la portería, por lo que si no apoyas un brazo, caerás de pleno contra el suelo, así que, antes de intentar empalar algún balón, te recomiendo que simules una caída en una superficie más blanda para ver como deberías apoyarte.
Una vez saltes y hagas el gesto, antes de caer, apoya la palma de la mano contraria con la que golpees para ir amortiguando la caída y reducir el golpe en tu espalda. Flexiona el ante brazo y cae casi sobre tu hombro o costado para que no sea tan aparatosa la caída.

Técnica de salto en la chilena

  • El balón quedará por encima de tu cabeza, por lo que debes pegar un salto con el pie con el que vayas a golpear. 
  • El pie contrario sobrepasará el primero una vez salte, siendo éste segundo el que te ayude a imprimir fuerza al golpeo. Elévalo y mantenlo en el aire a la vez que traes el primero desde abajo mientras desciendes para golpear el esférico hacia su destino, en este caso, la portería.
Shaqiri consiguió convertir un remate fantástico con su selección.

Técnica de golpeo de la chilena

Lo más importante para golpear el balón con dirección y potencia, es calcular bien la trayectoria de éste al bajar. 
En un partido, seguramente te aparezca la oportunidad de hacer una chilena por un centro pasado o un rebote inesperado, pero en nuestro caso, al practicarlo, te recomiendo que para que vaya correctamente la pelota golpees el balón prácticamente con el empeine del pie y la pelota quede justo encima de ti o incluso un poco por detrás para tirar con violencia e intención. Por lo tanto, cuando te lo mandes, es mejor que quede justo encima de ti y fuerces el salto aunque parezca complicado que se te vaya hacia adelante, pues si no la trayectoria de la pelota sería más bombeada.

Consejos extra a la hora de practicar los remates de chilena

  • Una buena flexibilidad te ayudará a hacer mejor las chilenas. Puede llevarte tiempo desarrollarla, pero estirar bien los isquiotibiales y demás músculos inferiores y superiores te permitirá llegar con más facilidad a dominar esta técnica, pues tus movimientos estarán menos limitados y serán más naturales.
  • No hagas demasiadas chilenas en el mismo entrenamiento, ya que, de tanto caer puedes quedar algo dolorido. Por lo tanto, practícala dejando algún que otro día de descanso.

Aquí os dejamos un par de vídeos para mejorar tu flexibilidad

Nosotros hacemos por lo general estos dos vídeos varias veces a la semana dejando algún día de descanso entre entrenamiento de flexibilidad. Es un atributo físico que se mejora muy lento si no estás de entrenarlo, pero se agradece a la hora de jugar y moverte, pues te notas mucho más ligero.
Os avisamos que no somos expertos en yoga, ni mucho menos, pero son ejercicios bastante básicos que te ayudarán mucho. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *