L4F

Ambicioso y ambidiestro | El dominio de ambas piernas en el fútbol

El dominio de ambas piernas o ser «el doble» de buen jugador.

«Debes aprender primero a mover un pie, y después el otro para no desentonar, pensar demasiado no hace falta, hay que dejarse llevar, y acordarse siempre de ir siguiendo el compás»

Instrucciones para bailar un vals – El Kanka

El fútbol moderno cada vez exige más nivel en todos sus aspectos. Hoy estas viendo un fútbol, que dentro de 5 años, será más inteligente y más exigente. Así que ármate de recursos, porque mientras tú no lo haces, otros sí que lo harán, y al final en el fútbol, junto al talento, esto es lo que marca la diferencia.

En este post vamos a valorar y analizar, uno de los recursos casi obligatorios para el fútbol moderno: El dominio de ambas piernas. Veremos algunos de los beneficios principales que trae este dominio en las diferentes acciones y fases del juego, y cómo empezar a ponerlo en práctica.

El dominio de ambas piernas y sus beneficios

Los jugadores ambidiestros, usan el doble de piernas para relacionarse con el balón, y por tanto, son el doble de difíciles de intuir y defender. Son una pesadilla para el equipo rival y un desahogo para su propio equipo. Son jugadores completos y dominan los 360º que necesita un jugador de fútbol para relacionarse. A continuación, te contamos, por orden de prioridad a la hora de perfeccionarte, todas las situaciones en las que mejorarás como futbolista.

Finalización

La zona de finalización es la mejor zona para emprender tu camino a ser un jugador ambidiestro. Es una zona donde se juega muy rápido, se producen errores defensivos decisivos y donde una décima de segundo puede suponer un cambio en el marcador.

El remate y el tiro

Tras un centro, o un rebote, el jugador usa el remate para marcar gol. En muchas ocasiones el balón nos viene orientado para un remate con la pierna no dominante y no queda otra opción. Es ahí donde tenemos que tener entrenado el remate al primer toque, ya que es mejor un remate con la no dominante, que no rematar ( las posibilidades de gol al no rematar son 0 ).

En cuanto al tiro a puerta, cuando somos poseedores del balón, si tenemos bien entrenado el tiro con ambas piernas, tendremos opciones de disparo indistintamente de la orientación de nuestro cuerpo y nuestra posición en el terreno de juego, y eso se traduce ni más ni menos, que en el doble de opciones para marcar gol.

Los resultados al principio, serán irregulares, pero si M.Jordan nos dijo que su éxito se construyó a base de fallar una y otra vez, y Bruce Lee nos dijo que temía al luchador que practicó una misma patada 10000 veces, poco más puedo añadir.

El despeje

En la misma zona que en el supuesto anterior, pero esta vez defendiendo nuestra portería, nos encontramos con el despeje. Seguro que te ha venido a la cabeza ese balón moribundo en el área, imposible de despejar en ese momento con tu pierna dominante, se te cruzaron los cables, y no pudiste dar respuesta al tiro que terminó encajando tu equipo. En este caso, la técnica es fácil ( Dale como puedas, mientras vaya lejos) poco a poco mejorarás el contacto de la superficie del pie con el balón.

Control y regate

El control

El control, es usado en todo el campo y todas fases del juego. La técnica del control, es posiblemente la más importante de todas las intenciones técnico – tácticas, y como tal, tenemos que obligarnos a perfeccionarlas, y además con ambas piernas. En este caso consideramos que el control con ambas piernas está tan instalado en el fútbol, que ya no es un recurso extra, sino un recurso básico. Es imprescindible a la hora de esconder, recibir y proteger el balón y favorece el ritmo de juego. Ya que inmediatamente después del control, puedes armar la pierna opuesta para la siguiente acción. Acostúmbrate a recibir el balón con la parte del cuerpo que proceda, según la naturaleza del pase, sin miedo a fallar.

El regate

En este caso es un recurso más específico. Nos beneficia principalmente en ambas bandas del terreno de juego. Al usar un regate como la bicicleta o el amago, tendremos en ambos carriles la opción de avanzar a línea de fondo para buscar un centro, o encarar a portería en busca del tiro, hacer un cambio de orientación o filtrar un pase. Sin embargo, al usar solo una pierna, las posibilidades serán más limitadas, y serás más fácil de defender por tu oponente.

Conducción y pase y el dominio de ambas piernas

El perfeccionamiento en la conducción y el pase, es lo que te hará oficialmente ambidiestro. Dominar la no dominante hasta el punto de pasar y conducir de forma segura, te hará subir un escalón en tu carrera futbolística. Especialmente, para jugadores que disfrutan la zona media del campo, notarán la evolución en su juego, ya que en este caso, es cuando sucede el dominio de los 360º que comentábamos al principio, y del que prometo, hablaremos en profundidad próximamente en un nuevo post.

El pase

La mejor forma de mejorar el pase, es empezando por pases seguros, en los que haya una línea de pase perfecta o estemos en zona de finalización y no se asuman riesgos grandes. Una vez domines el pase lo suficiente, puedes incorporarlo como recurso a la zona de creación.

La conducción

La conducción, realmente, rara vez se ejecuta con la pierna no dominante, pero cuando se practica, tu conducción obtiene un factor sorpresa, que convierte la propia conducción en un continuo regate. Ricardo Káká, es uno de los pocos especialistas que dominó y saco fruto a la conducción con la no dominante.

Estos, entre otros, son algunos de los innumerables motivos para empezar a dominar ambas piernas.

Lo dicho: Sé ambicioso y sé ambidiestro, amigo mío.

@ag7manager

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on telegram

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas profesionales de entrenamiento online para futbolistas
Aumenta tu rendimiento como futbolista desde la primera semana gracias a la metodología de trabajo L4F, probada en +1.000 jugadores de todo el mundo: Entrenamientos, dietas y readaptación de lesiones. En casa, en el gimnasio o en el campo de fútbol.
Ir a la tienda

Más artículos