L4F

Cómo cubrir el balón en fútbol: LA GUÍA DEFINITIVA

El fútbol es un deporte dinámico y competitivo en el que la posesión del balón es crucial para el éxito. En medio de la intensidad del juego, surge la necesidad de cubrir el balón de manera efectiva, protegiéndolo de los defensores y manteniendo el control del juego. ¿Alguna vez te has preguntado cómo los jugadores expertos logran mantener la posesión del balón incluso bajo una fuerte presión?

En este post, exploraremos en detalle el arte de cubrir el balón en el fútbol y descubriremos las técnicas clave que te ayudarán a mejorar tu habilidad para proteger la pelota.

Aprender a cubrir el balón de manera eficiente no solo te permitirá mantener la posesión, sino que también te dará más tiempo y espacio para tomar decisiones correctas en el campo. Ya seas un jugador principiante que busca mejorar sus habilidades o un jugador experimentado que busca perfeccionar su técnica, este post te brindará valiosos conocimientos y herramientas para destacar en el arte de cubrir el balón en el fútbol.

Puntos clave para proteger bien la pelota

Los tres siguientes apartados son cruciales y debes dominarlos para conseguir un dominio perfecto del balón.

Conducir con la Pierna Alejada al Rival

Cuando estás en posesión del balón, una forma efectiva de cubrirlo es conducirlo con la pierna alejada al rival. Esto implica utilizar el pie más alejado del defensor para controlar y guiar el balón, manteniendo así una distancia segura entre tú y tu oponente.

Al hacerlo, le ofreces menos espacio al defensor para arrebatarte la pelota y aumentas tus posibilidades de mantener la posesión. Una técnica clave para conducir con la pierna alejada al rival es mantener el cuerpo entre el defensor y el balón. Esto implica posicionarte de tal manera que tu cuerpo actúe como una barrera entre el defensor y el balón.

Una de las técnicas clave que Riquelme utilizaba era conducir el balón con la pierna alejada al rival. Cuando se encontraba en posesión del balón, Riquelme utilizaba su pie más alejado del defensor para controlar y guiar la pelota, creando así una distancia segura entre él y su oponente. Esta estrategia reducía el espacio disponible para el defensor y aumentaba las posibilidades de Riquelme de mantener la posesión.

Utilizar la Pierna de Apoyo como Escudo

Otra técnica esencial para cubrir el balón es utilizar la pierna de apoyo como escudo. Al levantar la rodilla de la pierna de apoyo y colocar el pie ligeramente adelante, puedes proteger el balón al crear una barrera física entre él y el defensor.

Esta posición también te permite girar rápidamente y cambiar de dirección si el defensor intenta rodearte. Es importante mantener el equilibrio al utilizar la pierna de apoyo como escudo. Mantén los pies separados a la anchura de los hombros y distribuye el peso de manera uniforme. De esta manera, serás más resistente a los intentos del defensor de desequilibrarte y arrebatarte la pelota.

Riquelme entendía la importancia de utilizar su pierna de apoyo como un escudo protector para el balón. Levantaba la rodilla de su pierna de apoyo y colocaba el pie ligeramente adelante, creando una barrera física entre el defensor y el balón. Esta posición no solo protegía el balón, sino que también le permitía girar rápidamente y cambiar de dirección si el defensor intentaba rodearlo.

Utilizar el Brazo y Antebrazo para Alejar al Rival

Además de utilizar las piernas, también puedes emplear tus brazos y antebrazos para alejar aún más al rival del balón. Al extender ligeramente el brazo y el antebrazo en dirección al defensor, creas un espacio adicional entre él y la pelota.

Sin embargo, es importante hacerlo de manera legal y evitar empujar o sujetar al oponente, ya que esto podría resultar en una falta. Al utilizar el brazo y antebrazo para alejar al rival, mantén un contacto físico mínimo. El objetivo es crear una barrera sutil, no una confrontación física directa. Además, recuerda mantener la atención en el balón y no distraerte demasiado

¿Un buen físico es determinante para cubrir el balón?

Fuerza y resistencia

Un buen físico, que incluye fuerza y resistencia, te permitirá enfrentarte a los desafíos físicos del juego. Al ser más fuerte, podrás resistir mejor los intentos de los defensores de arrebatar el balón, manteniendo tu posición y protegiendo la pelota de manera más efectiva. Además, una buena resistencia física te permitirá mantener un rendimiento constante a lo largo del partido, lo que es crucial para cubrir el balón durante los 90 minutos de juego.

Equilibrio y estabilidad

Mantener el equilibrio y la estabilidad es esencial al cubrir el balón. Un buen físico te proporcionará una base sólida y un mayor control sobre tu cuerpo, lo que te permitirá mantener una postura equilibrada mientras te enfrentas a los defensores. Esto te dará una ventaja al proteger el balón y evitar que te lo quiten.

Agilidad y velocidad

La agilidad y la velocidad son atributos físicos clave en el fútbol. Ser ágil te permitirá cambiar de dirección rápidamente y esquivar a los defensores mientras mantienes el control del balón. Además, ser rápido te ayudará a alejarte de los oponentes y evitar que te alcancen, lo que es especialmente útil al cubrir el balón en situaciones de contraataque.

Resistencia a los contactos

El fútbol es un deporte físico y a menudo se producen choques y contactos con los oponentes. Tener un buen físico te ayudará a resistir y absorber los contactos de manera más efectiva, lo que te permitirá mantener la posesión del balón incluso bajo presión. Al ser más fuerte y resistente, podrás proteger el balón incluso cuando los defensores intenten quitártelo mediante empujones o cargas

En resumen, tener un buen físico en términos de fuerza, resistencia, equilibrio, estabilidad, agilidad y velocidad puede brindarte ventajas significativas al cubrir el balón en el fútbol. Estas cualidades físicas te permitirán resistir los desafíos físicos, mantener una posición sólida, cambiar de dirección rápidamente, alejarte de los oponentes y absorber los contactos de manera efectiva. En combinación con las técnicas adecuadas, un buen físico puede mejorar tu habilidad para proteger la pelota y mantener la posesión en el campo.

Si quieres mejorar tu físico al máximo y entrenar como un jugador de élite recuerda que puedes entrenar junto a nosotros con nuestros programas de entrenamiento o nuestras asesorias online para jugadores de futbol.

Haz clic para compartir este post

Más artículos

¿Te gustaría conocer qué se siente al mejorarcomo un profesional?

Rinde como la élite del fútbol

Utiliza nuestra metodología de entrenamiento online profesional y alcanza tu nivel de rendimiento óptimo. No esperes más.