El 2-7-2 de Thiago Motta puede ser una REVOLUCIÓN en el mundo DEL FÚTBOL tal y como lo conocemos o también, puede ser un auténtico fracaso… Sea como sea, aquí te mostramos y analizamos esta táctica tan llamativa del exjugador italiano.

Si quieres suscribirte a nuestro canal de YouTube, te dejamos el enlace directo aquí mismo. ¡Solo para auténticos amantes del fútbol!
👉 SUSCRÍBETE A NOSOTROS HACIENDO CLICK


2-7-2 de Thiago Motta

El 2-7-2 de Thiago Motta surge a raíz de querer incentivar al equipo a tener un juego ofensivo, donde predomine la presión alta al rival, con muchos efectivos y con muchas líneas de pase y apoyo de los compañeros.

Como habrás observado, en una formación normal de fútbol, el total de jugadores que dan en la suma, es 10 y en este caso, son 11. Esto es, porque no se suele tener en cuenta al portero a la hora de mencionar al sistema, pues se da por hecho que quedará siempre en la portería.

Aquí, aparece el cambio al 2 7 2; el cual, se intuye a través de unas declaraciones del ahora entrenador del Paris Saint-Germain SUB-19.

Declaraciones de Thiago Motta para intuir el sistema 2-7-2

En una entrevista concedida a la Gazzeta dello Sport, explica cuál es su idea de fútbol y cómo la quiere implantar en sus pupilos:

“Mi idea del juego es ofensiva. Un equipo compacto que mande en el partido desde el principio, con una presión alta y mucha movilidad con y sin la pelota. Quiero que los jugadores que tengan el balón tengan 3 o 4 soluciones y al menos, dos apoyos cercanos para ayudarle.

Para mí, esto podría ser un 2-7-2 empezando a contar desde la derecha hasta la izquierda. Puedes jugar en un 4-3-3 y ser defensivo o en 3-5-2 y ser ofensivo.

Estos números, al final son engañosos. Cuento al portero como uno más en la formación. El primer atacante es mi primer defensa y mi portero es mi primer delantero. El portero será quien inicie las jugadas con los pies y el delantero será el primero que realizará la primera presión para recuperar el balón”

 Gazzeta dello Sport

Como se puede observar, la idea sería pasar de un sistema 4-3-3 a un 2-7-2 siguiendo unos requisitos:

  • Uno de los volantes, pasaría a ser delantero y acompañaría al único punta, formando una línea de dos delanteros.
  • Los extremos del equipo pasarían a cerrarse en el centro del campo.
  • Los laterales tendrían toda la banda para ellos.
  • El pivote defensivo acompañaría al otro volante que no subió y formarían un doble pivote y un central pasaría a ser el supuesto pivote defensivo.
  • Finalmente, el portero se colocaría junto al central que no subió de medio centro defensivo. Es decir, dos supuestos centrales o quedar, hasta él, de pivote defensivo por el otro central.

Beneficios del sistema 2-7-2

El primero y más claro de todos, es que tenemos un jugador más dentro del campo y a la hora de circular la pelota y sacar el balón jugado, si que existen más opciones de pase y superioridad numérica en muchas partes del campo.

La segunda, se deriva de la primera, y es que en muchas ocasiones, el resto de equipos pueden jugarte muy cerrados, y al tener más jugadores y posesión, podrían verse obligados a salir a presionar para robar la pelota en muchos momentos del partido.

Esto, entonces, generará espacios en el centro del campo que pueden aprovecharse por el equipo que use el 2-7-2.

Como se ve, esta formación se asemeja mucho a un 4-4-2 con los jugadores del centro del campo cerrados. Los extremos harían prácticamente de media puntas en esta formación cuando circulasen por ahí, algo que facilitaría filtrar balones interiores en la creación.

Más atrás, vemos un supuesto trivote con el central y los otros dos iniciales centrocampistas que comienzan en línea con los laterales.

Estos jugadores de banda tendrían la función de presionar alto y si la idea es ir a presionar arriba, gracias a que tenemos un jugador más defendiendo, podremos apretar al equipo rival cerca de su área hasta que cometan un error en la salida, para finalizar la jugada o quedarse con la posesión retrocediendo hacia atrás.

Desventajas del sistema de Thiago Motta

La desventaja que tiene este sistema es, claramente, la que a todos se nos viene a la cabeza cuando nos hablan de este tema y es que el portero deja de ser portero para convertirse en un defensa más. Un riesgo que es bastante alto para cualquier equipo.

Tus jugadores, entonces, deberán tener una calidad inmaculada para no perder el balón, pues cualquier robo podrá acabar en un disparo lejano a puerta ya que tenemos el portero muy adelantado.

Otra posibilidad de la formación de Motta

Si volvemos a la cita anterior, hay una parte que dice lo siguiente: “Para mí, esto podría ser un 2-7-2 empezando a contar desde la derecha hasta la izquierda”.

Algo que si le das un poco a la cabeza, si que tiene más sentido común y es que en el 4-3-3, si nos fijamos en los jugadores de las bandas, formarían un bloque de 2, con el extremo y el lateral, un bloque central desde el delantero al portero, que serían 7 más y finalmente, los de la banda izquierda que harán el total de 11.

Aun así, ambas formaciones tienen como base el portero y con el portero adelantado, casi jugando como libero. Algo que otra vez, tiene el riesgo de que cualquier perdida puede terminar en un disparo lejano.

¡Asi qué! Estas son las dos posibilidades del 2-7-2 de Thiago Motta. Dinos en los comentarios que crees de estas formaciones, cual crees que sería la acertada y si se te ocurre alguna ventaja o desventaja de jugar así. Otra pregunta que quiero hacerte es… ¿la usarías?


2-7-2 DE MOTTA: REVOLUCIÓN TÁCTICA FÚTBOL

¿Quiéres ver más contenido interesante? ►Vuelve a la página de inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *