fbpx

Los pases horizontales en fútbol son uno de los errores más cometidos por jóvenes futbolistas o futbolistas amateur. Es más extraño que se den en jugadores experimentados, pero aun así, hay veces que se dan.

En este artículo te queremos mostrar porqué no es adecuado hacerlo en la mayoría de las ocasiones y que peligros pueden darse en tu equipo si fallas por dar este tipo de pases.

Así que, sigue leyendo para poder llevarlo al terreno de juego.

Pases horizontales y verticales en fútbol

Bueno, comencemos con una diferenciación básica y sencilla: Un pase horizontal es aquel que se realiza de un lado del campo al otro y un pase vertical es aquel que hace avanzar el juego hasta el área rival. Después, también nos podemos encontrar con pases diagonales hacia adelante o hacia atrás.

Como jugadores de fútbol, debemos procurar que los pases vayan siempre que se pueda, hacia adelante, pues el objetivo es aproximarse a la portería para conseguir meter gol. Por lo tanto, como futbolista, procura que cuando te llegue la pelota, ésta avance para ser más efectivo en tu juego.

Porqué los pases horizontales no son buenos en la mayoría de ocasiones

Como dedujimos antes, si das un pase horizontal, no estás dando un pase vertical, por lo que el juego no avanzará. No decimos que debas evitarlos siempre, pero debemos tener cuidado cuando darlos para no perder la posesión del balón.

Ahora vamos con las razones de porqué es mejor que no los des.

Retrasa el juego

Pues eso. Cuando das un pase horizontal o, lo que es lo mismo, un pase en paralelo a lo ancho, el balón es mucho más fácil de robar, le estás dando facilidades al equipo rival para irte a presionar y que tapen los espacios que puedan impedir que avances.

Esto se traduce en que tengamos menos opciones de pase una vez hayamos hecho el primer pase horizontal.

Es más fácil perder la posesión

Es relativamente más sencillo que pierdas la posesión cuando haces pases de este tipo. El razonamiento es casi el mismo que en el punto anterior: Te pueden hacer una presión alta y si das un mal pase horizontal, ya sea por imprecisión o por no darle la fuerza necesaria, será más sencillo para el rival cortar la pelota y crearte una ocasión de gol.

Hay más probabilidades de que te hagan un contraataque si la pierdes

Que te hagan una contra es mucho más probable si haces pases de este tipo. Si observas partidos de fútbol, muchos contra-ataques se dan por robos de este tipo de pases o pérdidas innecesarias.

Si juegas con fuego, es probable que con el paso del tiempo del partido, lo acabes pagando en forma de ocasión para el rival.

Es difícil reaccionar si se da el fallo

Es muy difícil reaccionar como bloque. Si pierdes este tipo de pases el equipo se encontrará seguramente mal colocado pues estará abierto, concediendo espacios al conjunto rival, ya que, buscaremos abrir el campo para que circule la pelota. Es lógico, ¿no?

Este problema se multiplica aun más si la perdemos en defensa. Un fallo ahí significará un gol casi seguro. Así que ten cuidado.

¿Te gusta el fútbol? ¡Suscríbete a nuestro canal de Youtube para aprender siempre algo nuevo!

Cuando dar un pase horizontal

No todo son malas palabras para este tipo de balones. No hay que ser tonto y prohibirlos, pues existen situaciones del partido que te obligarán a darlos. Solo eso, intenta minimizarlos. ¿Cuándo darlos entonces?

Útiles si son para pases seguros

Como te estamos diciendo, hay momentos en que hay que darlos. Asegúrate de que no hay ningún peligro y da un pase fuerte y preciso. Si es un buen pase, será muy complicado que la corten aun siendo horizontal.

Sirven para hacer cambios de juego

Si vas a hacer un pase horizontal muy lejano, es mejor que vaya por alto, por ejemplo, de lateral a lateral. Si no es alto, procura siempre controlar que la potencia sea la adecuada.

Y bien equipo, ¿soléis dar este tipo de pases?

Sigue aprendiendo con la lista de reproducción +IQ FÚTBOL de la página web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *