L4F

Ganando a «ego» | El ego en el fútbol

Redes sociales y otras energías nos arrastran a creernos superhéroes con una misión: Ser los mejores del mundo en determinada disciplina y acumular experiencias de las que poder alardear. No hay muchas medallas que premien ser más feliz que los demás, superar un momento difícil o conseguir plenitud y armonía consigo mismo. Lamentablemente, el reconocimiento solo alimenta el ego en el fútbol, mientras que el desprestigio puede dañar todo en la mente e ilusión del jugador.

(Imagino un señor de 80 años paseando por una playa por la mañana temprano, con su gorrilla, su camisa de hace 200 años y sus chanclas en la mano – lo imagináis delgado, bajo y muy arrugado, ?verdad? – Yo lo imagino así. De repente, una masa de periodistas con premios y flores diciendo: Enhorabuena, después de llevar tantos años siendo un grandísimo idiota, ha dejado de serlo y toda la humanidad le está agradecida) .

La mente es un músculo muy importante para enfrentarse al mundo del fútbol y durante este post vamos a mandarle un poco de sangre.

La grandeza se mide en número de seguidores en dichas redes o en la relevancia mediática: Que hablen de ti, que te conozcan, que sepan quien eres. La vieja trampa de relacionar el éxito con la fama. El marketing en el fútbol sin duda puede ser de ayuda para avanzar en el fútbol que vivimos, pero, ¿te ayudará a ser más feliz?.

El ego en el fútbol, es un jugador difícil de defender. El tóxico afán de superación con el que convivimos nos lleva indirectamente a desarrollar un ego negativo que puede perjudicarnos en nuestra carrera deportiva y en nuestra vida personal. También puede influir negativamente en el momento de la retirada o de lesión.

¿Qué es el ego en el fútbol y como se desarrolla?

El ego en el fútbol es un exceso de autoestima del jugador. Es una valoración excesiva de uno mismo que en algunos casos, es llevada fuera de los terrenos de juego.

Es muy probable que el ego o la falta de confianza en uno mismo empiece por una valoración o desvalorización del entorno familiar. Evidentemente, si toda tu familia te tiene como un Dios por jugar bien al fútbol, inevitablemente vas a desarrollar un ego negativo. Hay familias que introducen al deportista en una burbuja olímpica de la que deshacerse en un futuro puede ser muy complicado.

También factores como ser el mejor o el peor de tu equipo o liga con mucha diferencia, pueden jugarte una mala pasada. Es uno de los motivos entre otros, por lo que es beneficioso jugar competiciones de nivel semejante.

Casi todos hemos compartido clase, grupo o equipo con alguien que desbordaba soberbia por el hecho de jugar en un equipo de tercera división. No es malo que un deporte refuerce tu autoestima, y de hecho es uno de los innumerables beneficios de este, pero hay límites fáciles de sobrepasar. Desafortunadamente, el fútbol es un deporte tan mediático que tiende a estar más intoxicado en este sentido.

El documental de HBO de Diego Armando Maradona es un claro reflejo a gran escala de cómo el ego puede dañarte.

Gestionar tu ego y el de tus compañeros

Para controlar tu ego en el fútbol, primero deberás de hacer una autocrítica contigo mismo. Ser sincero y contestarte a preguntas que respondan si en el fondo te sientes por encima por debajo del equipo.

Para a pensar momentos en los que hayas usado demasiado las palabras «gané» «marqué», «paré» o «asistí» y preguntaté cuánto valoras a los jugadores que te rodean y sus cualidades. Si no eres capaz de sacar cualidades de tus compañeros, puede ser que te este afectando el ego o que tengas que cambiar de equipo.

Es importante guardar el siempre recomendable equilibrio que necesita nuestra mente y nuestra salud emocional. En latín, la palabra ego significa «yo», pero en psicología el término se utiliza para hacer referencia a la instancia psíquica que permite que un individuo se reconozca a sí mismo y a su propia personalidad. Entiende que en cuanto a ego se refiere, el punto intermedio es el más adecuado.

Es difícil porque todo el marketing que rodea al entorno deportivo es desde el egoísmo. Las botas de futbol vienen en cajas fuertes como haciéndote ver que si las tienes posees la capa se Superman y que tendrás el poder . En los anuncios solo suele salir uno en una escena parecida al espacio estelar, donde se entrena un monstro que va a comerse el mundo.

Tienes que ser consciente de que el mundo no gira en torno a un juego. No tiene importancia en la vida real. Lo que hagas en el campo en este momento solo te hace peor o mejor jugador, y no mejor o peor persona. Muchos jugadores se deben al fútbol dejando así de crecer a nivel personal. Es muy triste, puesto que creciendo a nivel personal también puedes llegar a ser mejor jugador y a controlar tu carrera deportiva de mejor manera.

Hay que creerse bueno e importante en el equipo, porque solo puedes conseguir hacer las cosas que crees poder hacer, y para eso se necesita la confianza adecuada. Si bien es cierto que ese ego, ese creértelo, es muy beneficioso para el estado de flow del futbolista . Si te sientes importante en el equipo, los fallos no van a frustrarte demasiado e influir de forma negativa en tu fútbol.

Pero el futbol, para mucha gente es insignificante. Piensa que alguien va creído por la calle porque se le da muy bien hacer tortitas. Es igual de ridículo.

Llegará un momento llamado futuro en el que ya no importe que fuiste sino lo que seas en dicho momento – Joder, ahora que lo pienso, puedes fliparte por hacer buenas tortitas durante más tiempo que por jugar bien al fútbol – así que no está de más prepararte para dicho momento, por ejemplo, aprendiendo a hacer tortitas .

Gestionar tu ego y el de tus compañeros

Para los compañeros con mucho ego, sabiendo ya la existencia de esta faceta, creo que lo mejor es mirar con buenos ojos al sujeto, tratándolo de igual manera que a los demás. Entiende que en cierto modo es una debilidad lo que muestra. Todo lo demás es trabajo del staff técnico.

No pretendo en este post más que mostrar mi punto de vista, con ánimo en ayudar en la experiencia deportiva del jugador que me lea. El único respaldo de las letras de arriba son unos de experiencia en los que he tenido la oportunidad de analizar comportamientos de vestuario/campo en diferentes jugadores.

@_alvagom

Twitter

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on telegram

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Programas profesionales de entrenamiento online para futbolistas

Aumenta tu rendimiento como futbolista desde la primera semana gracias a la metodología de trabajo L4F, probada en +200 jugadores de todo el mundo: Entrenamientos, dietas y readaptación de lesiones. En casa, en el gimnasio o en el campo de fútbol.

Más artículos

Sube de nivel

¡Hola! Queremos ayudarte a marcar un golazo el próximo partido, así que, vamos a regalarte una semana de entrenamiento profesional para futbolistas, totalmente gratis.

Mejorarás tu rendimiento y te ayudaremos a prevenir lesiones como lo hace un jugador de élite.

 

¿Qué más se puede pedir? 🧡 Haz clic en el siguiente botón si quieres saber más sobre dicho entrenamiento gratuito.