La comunicación en el fútbol base

¿Puede afectar la comunicación al nivel de mi equipo?

En este artículo, vamos a valorar la importancia de la comunicación en el fútbol base y daremos un paseo por algunos aspectos a tener en cuenta.

“Dímelo y lo oiré, enséñamelo y lo veré, involúcrame en ello y lo aprenderé”

El tono, el volumen, la armonía y el silencio. En este artículo, vamos a analizar, en cuanto a la comunicación en el fútbol base, todos esos aspectos a tener en cuenta a la hora de transmitir tus ideas al equipo. Yo expongo mi receta, que he intentado perfeccionar con el tiempo y a día de hoy sigo moldeando en base a como avanza y se desarrolla la sociedad.

 Para empezar, algo sencillo e imprescindible que hay que tener en cuenta, es que el motor principal debe ser el amor y la pasión y en un segundo lugar el dinero y el éxito. En ese sentido, tratar al jugador desde el cariño al propio, al deporte y a tu labor en él. Sin estos pilares, en mi opinión, lo que escriba a continuación tiene menos sentido que la vida.

Estoy seguro, dada la influencia del tipo de entrenador “sargenta loca”, todos lo hemos presenciado en primera o tercera persona. Sabemos que este tipo de entrenador se caracteriza por dar órdenes como en el ejército y tiende a frustrarse por cualquier tarea que no se lleva a cabo de la manera en la que el imaginaba, sin tener en cuenta sus instrucciones previas o ni siquiera asegurarse, si a los jugadores a los que grita se les haya dado el conocimiento necesario para llevar a cabo dicha tarea.

Pasión o frustración

Es sencillo diferenciar cuando un entrenador grita desde la frustración o desde la pasión.

No vamos a erradicar esto de un soplo, en un deporte tan infectado como el futbol, pero poco a poco se ve menos esta especie que no para de regañar o gritar a los jugadores, normalmente unido a una falta de criterio alarmante.

Exceptuando a esta especie, a los que no considero entrenadores si quiera, paso ha hablar de esos entrenadores que pecamos o hemos pecado en alguna ocasión de llevar nuestra frustración deportiva o personal al equipo. Esto es cargarse el equipo a patadas. Cada minuto que derrochas mierda al equipo, esta se multiplica por segundos. Si tienes un momento malo. tienes que gestionar de la manera en que sea posible al menos durante los entrenamientos y partidos, o en caso de no poder, plantear una sesión en la que tu nivel de participación sea muy bajo y quedes en un último plano, por ti y por tu equipo. El equipo es una esponja que absorbe todo lo bueno o malo que le ofrezcas, asique procura que lo que se absorba sea puro y de calidad.

¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de comunicar mis ideas a los jugadores?

Tengamos en cuenta, al igual que lo tenemos en cuenta para el sistema, modelo y otras tareas, el equipo y jugadores que tenemos. Factores de equipo importantes como la edad, el compromiso y el nivel de juego es importante a la hora de hacerlo. Igualmente tener en cuenta la personalidad de cada uno de los jugadores, es imprescindible. (No vas a corregir igual al capitán del equipo, si lleva 3 años contigo y no resuelve una acción en un concepto más que asimilado, que un jugador que acabe de llegar al equipo, y encima sea tímido y no haya tocado un balón en su vida). Y parece una tontería básica lo que propongo, pero se ve muy a menudo la prisa por querer que el jugador sea lo que tú quieres que sea, con un chasquido de dedos.

Comunicación y expresión verbal

Centrándonos en este tipo de comunicación para el fútbol como expresión verbal y como uso del lenguaje vamos a dividirlos en 4 elementos básicos: Volumen, tono, armonía y silencio.

El volumen en la comunicación en el fútbol base

El volumen puede ser todo lo alto que veas oportuno. No siempre gritar es agresivo. Se puede gritar animando, puedes gritar un feedback positivo (Refuerzo o aprobación de una actuación) o incluso gritar un prexema (Palabra que tiene sentido en el modelo de juego e idioma de un equipo [LLEVAS] [SOLO]), usando siempre el grito como activación en el contexto de un partido o gritar cualquier palabra a un jugador para que aumente su intensidad en el contexto de entrenamiento. Incluso de forma irónica parodiar al entrenador de garrote de los 80. Gritar puede ser beneficioso y saludable para el equipo en cierta medida y agregando los matices necesarios.

Jugar con el volumen es muy práctico para mantener la atención de tus jugadores y separar las instrucciones y mensajes de la activación. Si tu volumen siempre es demasiado alto, no habrá diferencia con la activación, y encima nos vas a reventar la cabeza. Y no se que te hemos hecho para que nos revientes la cabeza, sinceramente.

Por lo tanto usa un volumen medio para las charlas de principio de entrenamiento y la explicación de los juegos, que te permita además usar un buen tono y ritmo entendible y para terminar, puedes en la ultima frase elevar el tono para activar, y terminar alzando el volumen para remarcar los objetivos principales del juego (CONTROL ORIENTADO Y RITMO RÁPIDO!). Para finalizar, entiendo que la charla personal con un jugador, sea cual sea el motivo, tiene que tener un volumen bajo, ya que un volumen alto aquí puede incomodar al jugador y todo lo que podamos poner de nuestra parte para que esto no suceda, lo pondremos.

El tono en la comunicación en el fútbol base

En cuanto al tono, damos un salto enorme para criticar duramente a la parte opuesta a la “sargenta loca”. Hablo de los que piensan que los pequeños tienen que criarse en un entorno dulce surrealista. Los niños son niños, no dibujos animados. Tratar con cariño no es tratar a un niño como a un idiota. Para empezar la mayoría de los niños no quieren serlo, y poner tono de idiota puede en ciertos casos desconcertar y generar desconfianza en un niño, y con razón. Si un niño ve que con su padre u otros te relacionas de forma diferente a el, puede llegar verse infravalorado en cuanto a madurez y empezar a comportarse de forma rara para llamar tu atención y castigarte. Creo que hay que ganarse la confianza y complicidad con un niño. Exagerar la dulzura, me parece incorrecto. Trátame como si fuera normal, por favor.

Creo que en este caso es suficiente con hacer reinar la simpatía y la buena vibra por encima de todas las cosas, y mostrar el nivel de ternura que el equipo en cuestión, saque de tu interior. En este aspecto creo que es erróneo poner un tono mas grave o más agudo que el tuyo mismo, ya que forzar esto va a restarte en carácter y personalidad.

La armonía en la comunicación en el fútbol base

La armonía es un detalle de la comunicación muy importante a tener en cuenta en el contexto de entrenamiento. Tu forma de “cantar” tiene que estar relacionada con tu energía que quieras transmitir en ese momento. Tenemos que combinar los sonidos de manera que suene agradable al oído. También es recomendable tener una manera de entonar característica, y que enganche. Para que me entiendas, que sea fácilmente imitable y reconocible e identificable. Incluso el nivel de seriedad que tenga lo que a continuación vas a exponer. Tiene que ir acompañado de una expresión corporal acorde a la musicalidad de nuestro discurso y tu personalidad. Algo con lo que el equipo se sienta identificado. “Este es nuestro entrenador, aún no sabemos si es lamentable, pero es especial”. A mi personalmente me resulta divertido que cada uno tenga su forma de hablar expresarse. Además, te dignifica y te saca de la mediocridad.

Según la armonía de tu discurso, los jugadores ya reconocen por donde vas. Ya reconocen si es una tarea importante y difícil, si es algún recordatorio o si es un pequeño discurso para matizar algunos aspectos de convivencia. No se trata de hacer un papelazo, pero si de darle un poco de fuerza al sentimiento que se esconde detrás de lo que se dice. Parecer también más emocionado, decepcionado, alegre de lo que se esta en realidad.

El silencio

Hay que aceptar el silencio y saber darle su valor. El silencio no tiene por qué verse como falta. Considero mínimo que un grupo tiene llegue a tener la suficiente confianza como para sentirse cómodo cuando reina el silencio y a veces es necesario. Asegúrate de que si lo que vas a decir es menos relevante que el silencio, no lo digas. Al igual que la música no sería lo mismo sin silencios, el discurso, igual. Cuanto más peso tenga lo que acabes de decir, más silencio debes dejar para que se digiera el mensaje. Durante un ejercicio también hay que intentar dar la información justa, porque de lo contrario, los jugadores optaran por no darle importancia a tus palabras, porque quieren entrenar, o dificultarás mucho su toma de decisiones y su concentración.

El silencio, como veremos en otros artículos, también es capaz de conectar y beneficiar al equipo en determinadas situaciones y lo mas importante, da lugar al cerebro a reflexionar y pensar con mas claridad. Decir lo que se piensa y pensar lo que se dice.

La comunicación en el fútbol base, al igual que el fútbol es muy sencillo y complejo, ya que en cada acción deportiva pasan tantas cosas a la vez , que es muy difícil encajar una intervención perfecta. Pero acerquémonos lo máximo posible. La intuición será un factor clave.

@ag7manager

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *