¿Cómo puedo ser un buen mediocentro? ¿Cómo puedo ser más efectivo si soy centrocampista? Lo que tienes que saber es que quizás la posición más difícil y crucial del fútbol es la del mediocentro.

La mayoría de equipos exitosos tienen por lo menos un mediocentro que marca la dirección del partido.

Aquí abajo te dejamos una pequeña lista para ser un buen mediocentro.

Acertar el 90% de los pases

¿Qué fácil suena decirlo, no? Está claro que es algo muy difícil y que muy pocos jugadores podrían conseguirlo, pero si ya tienes esto en mente, jugarás con más cabeza. Piensa que el mediocentro es la batuta del equipo y en el momento que él pierda la posesión de la pelota, el partido se va a poner muy cuesta arriba.

Tienes que intentar acertar el 90% de los pases al finalizar el partido. Esto significa que tus pases tienen que ser casi perfectos. Para ello es importante tener un buen dominio de balón y mirar antes de recibir el esférico para saber lo que hay a tu alrededor y actuar en función de ello.

Ser directo

Hay que ser directo cuando tengamos la pelota en nuestros píes. Esto no quiere decir que cada vez que tengamos el balón le peguemos un pelotazo hacia adelante.

Un fallo que cometen muchos medios, pero también los que juegan en otras posiciones, es la idea de que cuanto antes tiremos el balón a los delanteros, antes llegaremos a la línea de gol.

Hay que ser directo, pero jugar con cabeza. Esto, quiere decir, que cuando veas un pase a la espalda de los contrarios lo des. No es necesario dar 10 toques para dar un pase peligroso, pero tampoco pegar pelotazos y a ver que pasa. Un buen mediocentro tiene que jugar fácil y efectivo.

Si tienes un buen pase a la vista ¡DALO!

Saber que rol jugamos

Hay que saber en qué momento del partido estamos. Nosotros tenemos que ser el director del campo y esto es lo que suele diferenciar un buen mediocentro de un mal mediocentro.

Aquél que sabe cuando hay que darle más velocidad al juego porque vamos perdiendo o si necesitamos calmarlo porque vamos ganando, será un centrocampista que marcará el rumbo de los partidos.

Juega con cabeza y decide en función del momento. Esto quiere decir que vas a ser el encargado de dirigir a tu equipo. Dar un pase corto o uno largo depende muchas veces de en que minuto estemos o el resultado que tenga el partido.

Sé la unión

Eres el gancho del equipo, la unión entre los defensas y delanteros. Tienes que ser el que distribuye el balón tanto hacia atrás como hacía adelante. Desmárcate para recibir el balón y empieza a organizar el juego.

Para ello no es necesario se una bestia física y uno de los mejores ejemplos puede ser Toni Kross. Hemos hecho un análisis de juego que se puede servir para mejorar. Observa sus movimientos y cópialos.

Simple, pero efectivo

Si has leído poco a poco el post te habrás dado cuenta que esto ya lo hemos mencionado. Ser simple guarda relación con ser directo.

No te líes mucho con el balón. Si puedes dar un pase a dos toques, no lo hagas a tres. Un medio tiene que jugar rápido y mover el balón de lado a lado. Por ello, es necesario que no mantenga el balón en su posesión durante mucho tiempo.

Si has visto jugar a Xavi Hernández habrás podido darte cuenta que jugaba sencillo, pero efectivo. No se complicaba, pero siempre encontraba un hueco entre los defensas para filtrar un gran pase de gol.

¿Eres una medio con estas características? o ¿te falta alguna característica de estas mencionadas? Dínoslo en los comentarios.

También te recordamos que puedes aprender más de fútbol en esta página y que no te olvides de compartir este post en tus redes sociales. Muchas gracias por leerlo y nos vemos #EQUIPOL4F

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *