fbpx

Hoy vamos a hablaros de la bursitis trocantérea en porteros de fútbol, nos centraremos en los porteros como hemos hecho en otros artículos, ya que son el colectivo más afectado por esta lesión.

A continuación os expondremos algunos de los aspectos más importantes de la bursitis trocantérea en porteros de fútbol, esperemos que os sea realmente útil y ¡no olvidemos la importancia de los porteros en nuestro campo!

Introducción

A pesar de no ser una de las lesiones con mayor prevalencia, la bursitis trocantérea en porteros de fútbol es una lesión que está bastante presente en este deporte. Se localiza en la cadera y engloba a todas las estructuras implicadas, se produce debido a la compresión constante en esa zona.

Su prevalencia es mayor en porteros debido, mayoritariamente, a que se tiran sobre esa cadera repetidas veces para realizar paradas. Suele cursar con irritación, desgaste, dolor a la palpación en la zona, disminución de la amortiguación etc.

Etiología

La bursitis trocantérea en porteros de fútbol puede darse por varias causas pero, como hemos dicho anteriormente, mayoritariamente será de debido a microtraumatismos repetidos.  De hecho, muchas veces existe un antecedente traumático y seguidamente microtraumatismos que causaron la lesión.

Existen otros factores que pueden influir negativamente en el desarrollo de ésta lesión como son: defecto de alineación anatómica, pelvis ancha, acortamiento del tracto iliotibial y la pisada. Dentro de este último destaca la pronación excesiva del pie.

Clínica

Generalmente los porteros con bursitis trocantérea tienden a presentar algunos de estos síntomas:

  • Dolor a la palpación localizado.
  • Dolor tipo “quemazón” por la cara externa del muslo.
  • Nódulos palpables o crepitación a nivel superficial.
  • Impotencia funcional: el paciente no finaliza movimientos concretos.
  • El dolor tiende a aumentar en carrera y con rotación interna, abducción y extensión repetida.

Diagnóstico

Como siempre os recordamos que debe ser un profesional sanitario el que diagnostique la lesión, a pesar de que conozcamos algunos de los síntomas principales.

En el diagnóstico de la bursitis trocantérea pueden utilizarse técnicas de imagen como la ecografía o la radiografía, que ayudará al sanitario entre otras cosas realizar un diagnóstico diferencial.

Tratamiento

Podemos dividir el tratamiento en tres puntos principales:

Preventivo

Como sabemos las lesiones no se pueden prevenir como tal, pero si podemos disminuir el riesgo lesional. En la bursitis trocantérea en porteros de fútbol, dentro de este grupo podemos citar algunas de las medidas más utilizadas:

  • Plantillas, para lo cual recomendamos la realización de un estudio de la pisada realizado por un profesional. Sobre todo en aquellos porteros con pronación excesiva.
  • Protecciones acolchadas a nivel de la cadera, utilizadas por porteros.
  • Además se recomienda correr en superficies planas.

Conservador

En este tratamiento el papel más importante lo tiene la fisioterapia. Se dividirá en fases según el desarrollo de la lesión y de manera individualizada, pues será muy importante adaptar el tratamiento a cada jugador.

Dentro de la fisioterapia encontramos técnicas que pueden ser utilizadas en la bursitis trocantérea en porteros de fútbol como electroterapia (ultrasonidos o microondas) o masoterapia de la musculatura implicada.

En fases agudas se utilizará también la crioterapia  técnicas de frío) y, en ocasiones, se añadirá con AINES para el dolor. Tras las 48/72 horas será posible el uso de termóforos tipo manta eléctrica con calor suave.

Sin olvidarnos del ejercicio que será pautado según evolución. No solo será importante el trabajo específico de pelvitrocantéreos sino también el global, donde se trabaje el gesto deportivo y permita una mejor adaptación a la actividad. Introduciendo trabajo de movilidad, fuerza y pliometría.

Algunos ejercicios que pueden ser interesantantes y que os pueden servir de guía son:

  • Extensión de cadera decúbito prono (alternar ambos miembros inferiores)
  • Abducción de cadera en decúbito lateral (posibilidad de añadir theraband).
  • Rotación externa de cadera en decúbito lateral y cuadrupedia (posibilidad de añadir theraband).
  • Puente glúteo.
  • Hip thrust.
  • Trabajo de sentadilla: sentadilla normal, profunda, sumo, búlgara.
  • Trabajo de pliometría.

Quirúrgico

Como en la mayoría de casos, en la bursitis trocantérea en porteros de fútbol el tratamiento quirúrgico será la última opción, pues con los dos anteriores, realizados correctamente de manera individualizada, suelen tener buenos resultados.

Podemos citar dentro de las opciones quirúrgicas la exéresis de cadera, como técnica de “limpieza” de sangre y líquido.

Resumen

La bursitis trocantérea suele afectar en mayor medida a los porteros. Suele deberse a repetidos microtraumatismos, aunque intervendrán más factores. Dentro del tratamiento destaca la fisioterapia junto con la combinación de otras medidas que pueden disminuir el riesgo lesional.

Bibliografía

González Duque A et al. Bursitis trocantérea. Medifam. 2003;3(1). Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1131-57682003000100006
Barratt PA et al. Conservative treatments for greater trochanteric pain syndrome: a systematic review. Br J Sport Med. 2017;51(2): 97-104. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27834675/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *