fbpx

Existen protocolos de prevención de lesiones en el fútbol. Es decir, podemos prevenir una lesión en el fútbol y reducir el riesgo lesionarnos cuando practicamos este deporte.

Las lesiones tienen un papel muy relevante, pues influyen tanto a nivel individual como al propio equipo y por tanto, todos tratamos de evitarlas.

A continuación, vamos a explicar algunos de los aspectos más relevantes sobre las lesiones en el fútbol y su prevención.

Programas de entrenamiento online para jugadores de fútbol
Programas de entrenamiento online para jugadores de fútbol y prevención de lesiones en el fútbol

¿Qué tipos de lesiones hay?

Para comenzar, una lesión deportiva es aquella que se produce durante la práctica de un deporte determinado. Dentro de las lesiones podemos distinguir:

  • Lesiones de partes blandas:
  1. Musculares, corresponden a un 24% de las lesiones producidas en el fútbol.
  2. Tendinosas.
  3. Ligamentosas.
  4. Cartilaginosas.
  • Lesiones esquelética.

En el fútbol es difícil establecer una tasa concreta de lesiones, debido principalmente a las diferentes metodologías usadas en los estudios. Se  podría decir que ronda a 88,71 lesiones (hombres) y 67,49 lesiones (mujeres) por cada 1000 horas de juego.

¿Qué factores influyen en una lesión?

Existen diferentes factores que intervienen en la etiología (estudio sobre las causas de las cosas) de una lesión en el fútbol, pero resumiendo, podemos decir que se producen cuando no se ha producido una adaptación correcta. Es decir, cuando se aumenta la carga de trabajo, si ésta excede los niveles habituales (no hay adaptación adecuada), lo normal es que dicha lesión se produzca.

Aunque existe una mayor predisposición a lesionarse durante un partido que en un entrenamiento, existen otros factores influyentes:

La posición de cada jugador, el momento de la temporada, el entrenamiento en particular, el planning de entrenamiento y las lesiones previas son algunos.

Factores que afectan a que los jugadores de fútbol se lesionen

¿Cómo prevenir las lesiones antes de un partido?

Entonces, ¿qué hay que hacer para evitar lesiones en el fútbol? Está claro que durante un partido, no sólo la actividad en sí que estamos realizando suele ser de mayor intensidad que algunos entrenamientos, si no que el estrés del partido (los nervios que nosotros tengamos), nuestro estado de ánimo ese día, pueden aumentar las posibilidades de caer lesionados.

Así pues, prevenir una lesión no es una cuestión fácil. Aquí os ofrecemos algunos tips que pueden ayudar a disminuir el riesgo:

Correcta activación

Rrealiza un buen calentamiento antes de comenzar el partido. Es decir, activa con ejercicios específicos los grupos musculares más implicados como los cuádriceps, isquios, gemelos… Además realiza ejercicios globales que se asemejen a la actividad que harás a continuación: rondos, pases cortos, ejercicios de conducción de balón, juegos en equipo etc.

Para el primer caso, te recomendamos nuestro programa de movilidad y liberación miofascial o nuestro artículo de cómo prepararse el día del partido de fútbol.

Conoce el terreno de juego

Conoce el terreno de juego: conocer el estado del campo,elegir bien el tipo de botas con el que jugar puede ayudar.

Revisar los materiales de juego

Es importante que revisemos nuestras “herramientas” de juego. Tener las botas con los tacos cambiados, un correcto número de pie o revisar en qué condiciones está el balón de fútbol es importante. Más que nada, porque si estamos cómodos mientras jugamos, las cosas saldrán mejor, nos pondremos menos tensos y esto reducirá tus probabilidades de lesión.

¿Qué hacer durante el partido?

Una vez iniciado el partido, mucho no podemos hacer, ya que, dependemos de factores externos como el resto de jugadores, jugadas que se den durante el juego, un resbalón al intentar regatear, etc.

Lo que si puede hacer el futbolista para prevenir lesiones es estar concentrado. Durante el partido, el jugador requiere mucha concentración, y reconocemos que es muy difícil estar centrado en todos los aspectos y durante todo el encuentro, pero debemos intentarlo.

Entonces, algunos consejos que podemos daros una vez comenzado el partido, son los siguientes:

  • Estate atento a tus compañeros: Las indicaciones de los compañeros y entrenador puede ayudarnos a llevar mejor el partido.
  • Cuidado con el material: Átate la bota si se desanuda o aprieta bien el taco aunque ésto pueda llevar a una pequeña pérdida de tiempo. Es muy importante tener estos aspectos controlados
  • Respeta las reglas: No respetar las reglas puede llevar a que los rivales se sientan provocados y querer pagarlo contigo. El fútbol es de pícaros, pero intenta respetar en la medida de lo posible las normas de juego, pues no hacerlo, puede tener consecuencias negativas para ti y para tu equipo.
  • Para si es necesario: Muchas veces, las ganas y la importancia del partido conllevan a no parar aunque tengamos una molestia. La experiencia es muchas veces una aliada, y en este caso te recomendamos que pares a tiempo, pues es mejor perderse un partido que estar lesionado varias semanas o meses. Entonces, para, a no ser que sea absolutamente necesario que juegues.

Prevenir lesiones durante toda la temporada

Ahora, vamos a ver los factores más importantes en la prevención de lesiones en el fútbol. Está claro, que dependiendo de la categoría o club en el que estemos, podremos controlar algunos y otros no. En este caso, la mayoría de acciones que reducirán las probabilidades de lesión, dependen de nosotros. ¡Vamos a verlas!

Entrenamientos

Durante los entrenamientos, también se producen lesiones deportivas, realizar un entrenamiento correcto y mantenernos en  buena forma física será imprescindible.

Un  entrenamiento de fuerza correcto es clave, al igual que un buen trabajo de propiocepción (sentido que informa al organismo de la posición de los músculos) y un entrenamiento de exposición múltiple.

Como podemos observar en el gráfico extraído del estudio Daniel Pfirrmann, un buen trabajo de fuerza reduce las posibilidades de lesión del futbolista en un 69%, el trabajo propioceptivo las reduce en un 45% y un programa de entrenamiento de exposición múltiple un 38%.

Llama mucho la atención la poca influencia que tienen los estiramientos si queremos relacionarlos con cómo nos ayudan a prevenir lesiones. Entonces, ¿es verdad que debemos estirar? ¿Hay que estirar después de entrenar? En el artículo enlazado, hablamos de ello.

Si tu objetivo es prevenir lesiones musculares, prevenir lesiones de rodilla, prevenir lesiones de hombro, prevenir lesiones de isquiotibiales o espalda, debes hacer unos buenos entrenamientos enfocados al fútbol que busquen la mejora de la fuerza y propiocepción.

Nutrición

Muchos equipos, sobre todo en ligas menos profesionales, no tienen en cuenta este factor. Una buena dieta puede ayudar a reducir la fatiga muscular y a mejorar la recuperación. En el fútbol, en concreto, una ingesta previa de hidratos de carbono ayudará a aumentar las reservas de glucógeno en el músculo y en consecuencia a mejorar el rendimiento.

Descanso

Estipular unos descansos tras competición y entre entrenamientos puede ayudar en la recuperación y en consecuencia en la prevención de lesiones deportivas. Dormir lo suficiente también es importante, y no siempre se tiene en cuenta.

Equipo multidisciplinar

Lo ideal sería que el equipo tuviera al menos un preparador físico, un  fisioterapeuta, un nutricionista y un psicólogo. Pero somos conscientes de que ésto varía según las categorías y los equipos.

Conclusión

Como conclusión, podemos decir, que aunque prevenir una lesión en el fútbol, como tal, es imposible (ya que, interfieren factores externos incontrolables), en nuestra mano está llevar a cabo una correcta preparación física con los programas de entrenamiento adecuados y seguir los consejos anteriormente mencionados. Debemos actuar en los ámbitos que podemos controlar y seguir los entrenamientos que proponemos, ayudará a reducir las probabilidades de lesionarnos.

Bibliografía

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *