L4F

Precalentamiento en fútbol | Fases y beneficios

Existe mucho debate actualmente en el mundo de la preparación física en cuanto a calentamientos, pero no hay apenas motivos para sostener que el precalentamiento en fútbol puede resultar desfavorecedor.

Tenemos opiniones que van desde tomar el calentamiento como obligatorio e imprescindible, hasta tomarlo como innecesario en deportistas de élite, sosteniendo que la misma adrenalina, debe de activar el organismo para jugar el partido sin problema. Estos últimos suelen comentar que el cuerpo humano debe de estar preparado para un partido, al igual que un guepardo esta dispuesto a cazar una presa justo después de levantarse. La diferencia en este caso es que los guepardos en su tiempo libre escalan árboles y nosotros, jugamos al fifa.

Muchos desaconsejan un calentamiento largo por el hecho de que puede desgastar al jugador y otros ven mal el calentamiento reducido porque puede provocar lesiones.

En cualquier caso, y siendo este un tema un poco más difícil, vamos plantear una fase a la que llamaremos precalentamiento, y en la que nos podemos mojar casi todo lo que queramos, ya que, en cualquier caso, ninguno de los extremos, tendrá nada que reprocharnos.

El precalentamiento es una fase principal de un calentamiento o en ciertas ocasiones una sustitución de este. En este se plantean ejercicios orientados a la toma de contacto con el terreno de juego y las sensaciones, a una intensidad media-baja gradual. Es una fase que trabaja aspectos físicos y aspectos físicos relacionados al entrenamiento o al partido.

Beneficios del precalentamiento

Activa tu organismo

El precalentamiento será el inicio de una subida de temperatura en tu organismo. Aumenta la circulación y provoca una subida gradual en el ritmo cardíaco.

Sirve de intervalo entre la charla y el partido o entrenamiento, para meterse en este.

Evita lesiones

Los músculos empiezan a contraerse y por tanto empiezan a recibir sangre para realizar su función, a la vez que producimos que las articulaciones empiecen a lubricarse.

Además, esta fase ayuda a eliminar el estrés y la tensión que pueda existir antes de una competición, la cual puede llevarte a una lesión.

El precalentamiento en fútbol te ayudará también a equilibrar tus emociones en este sentido.

Factor equipo

El precalentamiento en fútbol se realiza en equipo y es también un buen momento para compartir sensaciones y activarse mutuamente. Fomenta el factor equipo y une a la plantilla.

Además el precalentamiento puede formar parte de tu ritual antes de un partido y convertirse en tu espacio de concentración e inspiración.

Fases del precalentamiento

El precalentamiento es un conjunto de ejercicios de intensidad baja con el objetivo de activar músculos y articulaciones. Se recomienda hacer de forma ordenada y de modo gradual, con la finalidad de preparar al organismo para un mayor rendimiento físico y evitar lesiones.

Vamos a proponer fases del precalentamiento en fútbol y que hacer en cada una de ellas.

Movilidad articular en carrera

Para comenzar el precalentamiento, empezaremos por un ejercicio muy novedoso y nunca antes visto: La carrera suave. Podemos hacer en función de la edad del deportista, de 30 segundos a 3 minutos. A continuación y siguiendo en carrera, ejecutar carrera hacia atrás, carrera lateral con giro, elevación de rodillas, elevación de talones, rotaciones de cadera abriendo y cerrando, rotación de hombros mariposa y en aspas, acabando con salto y sprint al 60%.

Movilidad articular

En esta fase en la que los jugadores normalmente se posicionan en circulo, y van haciendo un calentamiento específico de cada articulación del cuerpo.

Por seguir un orden, podemos empezar por los tobillos, pasando por las rodillas, cadera y cintura, hombros codos y muñecas y terminando por el cuello. En esta fase especialmente incidir en las articulaciones a las que seas más propenso a lesionarte.

Estiramientos dinámicos

Los estiramientos estáticos están a día de hoy totalmente censurados por los preparadores físicos en los precalentamientos en fútbol. Sin embargo, recomiendan, los estiramientos dinámicos. Estos se caracterizan por no deben llegar nunca al máximo rango de la articulación, siendo estos rápidos y sin excederse de los 3 segundos por grupo muscular. Se hacen de manera relajada y por rasgos personales. En fútbol pueden ser recomendables los estiramientos activos del isquio o del psoas, pero cada cuerpo es un mundo.

Activación

Después del precalentamiento, iría el calentamiento especial específico.

En este intervalo, a mi me gusta añadir 5 minutos de lo que llamo » toma de sensaciones «. En estos 5 minutos recomiendo a los jugadores inspirarse, cada uno con un balón o rotando los balones. La idea es hacer toques, regates y conducciones libres. Ya estaríamos así conectando con el terreno de juego y con el balón, que son los dos medios con los que nos vamos a relacionar posteriormente en el entrenamiento o partido.

Una vez tomes esta rutina, no te costará nada empezar e incluso el cuerpo te lo pedirá como sana costumbre. Esos 15 minutos pueden alargar tu carrera y evitar lesiones indeseadas además de aumentar tu rendimiento en el partido o entrenamiento y entrar directamente a tu máximo nivel para aprovechar y disfrutar así de cada minuto de entrenamiento o partido.

@ag7manager

Twitter

Haz clic para compartir este post

Más artículos

APRENDE CADA DÍA Y MEJORA COMO FUTBOLISTA

FORMA PARTE DEL

#TEAML4F