L4F

5 Requisitos para ser un capitán top

Ser un capitán top, es ser un jugador elegido, que tiene como tarea especial, liderar y representar a un determinado equipo. Este debe poseer buenas actitudes deportivas y aptitudes sociales para llevar a cabo su función y ser un capitán top.

» Un líder auténtico, es un auténtico líder»

En este artículo, vamos a ver 5 requisitos innegociables para ser un capitán top. Si bien es cierto, que según el vestuario, la edad y la categoría, hay otros aspectos a tener en cuenta. Estos que mostramos a continuación, son universales para todo capitán de un equipo de fútbol. ¡Vamos allá!

1. Ser un jugador de equipo

Un capitán debe exigirse continuamente, ofrecer todo su talento, todas sus cualidades y todos sus valores al servicio del equipo. Aceptar la la derrota y buscar la victoria. Trabajar siempre para el bien del equipo en cada jugada, cada entrenamiento y cada partido, ya que a la vez, este será su bien individual. Tener una actitud notable y comprometida en cada momento del entrenamiento y del partido. Dar a entender, desde su forma de estar en el terreno de juego, que lo único importante en el equipo, es el equipo.

2. El Liderazgo, clave para ser un capitán top


El liderazgo es el conjunto de habilidades que un jugador tiene para influir en la forma de actuar como un buen deportista. Ser un capitán top, es a su vez, abrazar a todos los líderes posibles que pueda conformar al equipo. Lo ideal y natural es que haya más de un líder en un equipo.

Tipos de liderazgo

Carlo Ancelotti, nos dice que hay dos tipos de líderes en un equipo: El líder técnico y el líder personal. Un capitán debería de ofrecer, por lo menos, uno de los dos modelos de liderazgo.

El líder técnico no habla tanto, pero dirige con su ejemplo. Estos son siempre muy profesionales. El líder técnico es aquel jugador que mejor conoce el campo y el modelo de juego del equipo. Entrena a conciencia, juega muy concentrado y se comporta con mucha corrección también fuera del campo. Los demás, se nutren de su espíritu deportivo.

Un líder de personalidad utiliza la fuerza de su carácter para dirigir. Suele ser un parlanchín, se comunica con todos sus compañeros, grita en el terreno de juego y echa una mano a todos. Debería ser optimista y temerario, y dará un paso al frente cuando la ocasión lo requiera.

3. Controlar situaciones deportivas es ser un capitán top

Ser un capitán top, requiere tomar la iniciativa en situaciones difíciles del partido o de la temporada. Jugar en una posición la cual no se disfruta tanto por la lesión de un compañero, animar al encajar un gol, pedir concentración e imprimir carácter ganador al equipo a través de la comunicación y de tu comportamiento en el partido. No dar nunca un partido por perdido y respetar siempre al oponente. Esto es a lo que solemos llamar «tirar del carro».

4. Gestionar periodos de adaptación

Es importantísimo en nuestro equipo, dar siempre la bienvenida a los nuevos jugadores y hacer que se sientan cómodos desde el primer momento. Ser un capitán top, implica tratar de la mejor manera al nuevo y al veterano. Tener siempre en cuenta, que los jugadores hacen todo lo que pueden cuando están cómodos, pero no cuando están incomodos. Entiende que esto a veces es complicado, porque el jugador viene de un sitio diferente, y el cambio de club es algo que a algunos les cuesta asimilar. La empatía será un factor clave. Como decíamos, un capitán siempre mira por el equipo. Si los jugadores se adaptan pronto a la plantilla, será un triunfo para el entrenador, para ti, y por supuesto para el equipo.

5. Mantener unida a la plantilla

No hay jugador que pueda vencer a un equipo unido. Ser un equipo que se lleve bien y se entiende, hace que cada jugador individualmente multiplique su valor deportivo dentro del equipo. Además, esto favorece el aprendizaje de todos, mejora en la ayuda moral y deportiva del equipo y es determinante en una consecuencia de partidos como puede ser una liga.

Entonces, nunca busques culpables en una acción desacertada o despues de una derrota. Todos son partes del todo. Respeta a tus compañeros. Respeta a tus entrenadores, a tus delegados y sobre todo a los árbitros. No admitas peleas ni mal ambiente en el entrenamiento ni hables nunca mal de ellos.

Comunica al entrenador todo aquello que creas que le puede venir bien al equipo y cualquier desconformidad del equipo hacia el. Por ejemplo, si repetís demasiado algún juego que no os gusta, si creéis que hay algún jugador que necesite más apoyo o si consideráis que practicáis poco o mucho alguna intención técnico – táctica individual o alguna fase del juego.

También llevar hábitos saludables para influir sobre el equipo, son detalles que nos convierten en un capitán top. Como por ejemplo, descansar suficiente y desayunar bien antes de un partido.

Ser un capitán top, no es tarea fácil, pero si es muy gratificante.

Recuerda que el talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan ligas.

¡Ánimo, capitán!

@ag7manager

Twitter

Haz clic para compartir este post

Más artículos

APRENDE CADA DÍA Y MEJORA COMO FUTBOLISTA

FORMA PARTE DEL

#TEAML4F