Agrandar unas botas de fútbol
L4F

¿Calzado incómodo?: Cómo agrandar unas botas de fútbol

La eterna disputa de agrandar unas botas de fútbol… Nuevas, viejas, no importa… ¿A qué jugador no le ha pasado más de una vez que al comprar y estrenar su bota de fútbol, le ha empezado a molestar utilizarla porque la nota demasiado estrecha y necesita agrandarla? Lo mismo sucede cuando llevamos mucho sin usarlas. Parecen de cartón piedra y cuesta hasta calzarlas.

Esto es más común de lo que imaginas y, es que, por un lado, cuando estrenamos calzado nuevo (ya sea de fútbol o de calle), el zapato y nuestro pie, necesitan unos cuantos usos de adaptación y, por otro, si hemos estado varias semanas (incluso días) sin usarlas, las podemos sentir duras e incómodas.

Tenemos la solución, no te preocupes.

En este post, queremos darte ese acelerón que necesitas para agrandar unas botas de fútbol más rápido.

Cómo hacer tu bota de fútbol más cómoda 

El mejor truco para evitar este tipo de ampollas, heridas o molestias cuando estrenamos nuestras preciosas botas de fútbol, es, obviamente, elegir el modelo y talla, adecuados para nosotros.

De todas maneras, sabemos que aún eligiendo la bota ideal para ti, se te pueden generar molestias por el duro entrenamiento que estás realizando o, simplemente, porque la fricción y lances naturales del juego, te las generan.

Si no estás seguro de cómo elegir tu bota ideal, echa un vistazo a: «Cómo tiene que quedar una bota de fútbol».

Dicho esto, pasemos a los trucos para ensanchar y agrandar cualquier bota de fútbol y te puedas centrar en lo que verdaderamente importa: La mejora de tu rendimiento.

Pero entonces ¿Cómo la hago más cómoda?

Si una vez seleccionado nuestro calzado, vemos que nos falta algo de espacio dentro de ella o necesitamos que se “amolden” lo más rápido posible a nuestro pie, existen varios trucos para ayudarnos en esta tarea.

Calzarla poco a poco

Algo que vemos muy a menudo en casi todas las categorías y edades es ver como los futbolistas estrenan calzado nuevo sin habérselo probado nunca. Ya, para colmo y error garrafal es usarlas por primera vez el día de un partido de fútbol.

¿Por qué es un error estrenarlas en un partido directamente? Primero, no sabes si vas a estar cómodo con ellas o no, por lo que estarás preocupándote de adaptarte en vez de jugar. Segundo, al ser nuevas, te producirán con casi total seguridad alguna herida en el pie. Ala, más distracciones… ¿Existen más «peros»? Pues sí, pero si reducir tu rendimiento y lesionarte te parecen poco, no te convenceremos con nada.

Por esto, lo recomendable es ir caminando con ellas por casa en tandas de varios minutos para ir haciéndote a ella. Luego, complementarla con los trucos de más abajo y, finalmente, llevarlas al entrenamiento (¡no al partido hasta que te hagas a ellas!).

Hormas para zapatos

Un truco bastante sencillo y que no todo el mundo conoce es el uso de hormas. Es un elemento muy visto en zapaterías (puedes comprarlas directamente en Amazon) que a muchos jugadores se les olvida.

Sencillamente, cada vez que utilicemos nuestra bota, le colocamos la horma (con la bota limpia) y la dejamos lista para el siguiente uso, esto hará que los materiales no “olviden” la forma de nuestro pie y la bota vaya cediendo por sí sola con el paso del tiempo y del uso. 

Si no encontramos una horma como tal, un recurso muy valido es utilizar papel de periódico o revistas para “guardar” esa forma, además de eliminar cualquier humedad que pueda quedar dentro de la bota. Digamos que es un 2 en 1 casero que va realmente bien. 

El truco del agua caliente

Otro de los trucos más sonados y usa el propio Cristiano Ronaldo para ablandar sus botas antes de cada partido, es el siguiente.

En primer lugar, lo haremos con nuestras botas limpias y sin plantilla (para no estropearla al entrar en contacto directo con el agua caliente). También es importante recordar que es recomendable que las mismas tengan un par de usos, ya que así la bota se expandirá conforme a la forma de nuestro pie. Pero bueno, puedes utilizarlo sin problema si son completamente nuevas.

Una vez estén listas, debemos sumergirlas en agua caliente (¡NO HIRVIENDO para no dañar los materiales). Una vez están sumergidas, debemos esperar unos minutos, y ponerlas a secar. Tras secarse, volver a ponérnoslas y repetir el proceso en caso de que aún las notemos rígidas. Tras realizar este procedimiento veremos cómo los materiales de la carcasa se ablandarán y notaremos nuestras botas más cómodas y perfectas para utilizarlas en todo momento.

El truco del agua en el interior

Con este truco, buscamos usar una propiedad del agua para ayudar a expandir esos milímetros que necesitamos para dejar nuestra bota perfecta.

En primer lugar, necesitamos nuestras botas limpias nuevamente, pero esta vez no retiraremos la plantilla. Una vez las tengamos limpias y secas, introducimos dentro de cada bota una bolsa de plástico que se pueda cerrar (las de cierre hermético de los congelados por ejemplo) y que se adapte a toda la superficie interior de la misma. Con la bolsa introducida, rellenamos la bolsa de agua asegurándonos de que se distribuya por toda la superficie y cerramos la bolsa sin que quede ningún punto por donde se pueda escapar el agua. Tras esto, introducimos nuestro par de botas en el congelador y esperamos a que el agua se solidifique.

Al solidificarse se expande y de esta forma conseguimos ensanchar un poco las zonas que sentimos más apretadas.

¿Podemos utilizar un secador, microondas, etc. para secarlas?

Después de agrandar tus botas de fútbol (y viendo los trucos que te ofrecemos), verás que igual quedan un poco húmedas, por ello, te queremos dejar este vídeo para que aprendas a secarlas adecuadamente y sin dañarlas.

Conclusiones 

Como futbolistas, nuestros principales objetivos son disfrutar del fútbol y conseguir un óptimo rendimiento. Nosotros, podemos ayudarte a mejorar con nuestros programas de entrenamiento online para jugadores de fútbol, pero solo depende de ti acostumbrarte a realizar los hábitos adecuados que te llevarán a jugar mejor y centrarte en lo importante: El juego.

Nos despedimos de ti y esperamos que este artículo de cómo estirar/ablandar/agrandar unas botas de fútbol te resulte útil. Sigue echando una ojeada a nuestro blog para aprender más sobre rendimiento en el fútbol y lo que le rodea.

Haz clic para compartir este post

Más artículos

APRENDE CADA DÍA Y MEJORA COMO FUTBOLISTA

FORMA PARTE DEL

#TEAML4F