fbpx

El dolor de groin es una de las lesiones más comunes en el fútbol. Se trata de una lesión muy incapacitante y cuyo tratamiento será largo, es por eso que en este post os explicaremos conceptos básicos y resumidos, pero no será el único que dedicaremos a esta lesión.

Muchos conocemos esta lesión como “pubalgia”, sin embargo no es un término específico y por eso, hoy en día, cada vez es menos utilizado, os explicamos el por qué y otros aspectos relevantes.

¿Qué significa “dolor de groin”?

Utilizamos el término “dolor de groin” ya que en esta lesión se ven implicadas diferentes estructuras que se encuentren entre la espina iliaca anterosuperior (EIAS), el tubérculo del pubis y la zona media entre el polo superior de la rótula y la EIAS, aunque también influirá cualquier musculatura que tenga implicación sobre la cadera.

Por la explicación anterior será más correcto denominar a esta lesión como “dolor de groin” y no como “pubalgia” pues , con este último nos referimos solo al dolor de pubis.

En la práctica clínica y para que sea más fácil realizar una clasificación podemos agrupar la lesión en cuatro entidades, dolor de groin asociado a:

  • Aductor largo
  • Iliopsoas
  • Canal inguinal
  • Pubis
dolor de groin

Etiología

El dolor de groin es una patología muy heterogénea y controvertida donde podrán influir varios factores de riesgo en su desarrollo. Algunos de ellos son:

  • Factores intrínsecos: morfología de la pelvis, dismetría de las extremidades inferiores, anteversión de la pelvis etc.
  • Factores extrínsecos: características del entrenamiento (frecuencia, intensidad, duración…), características del terreno, repetitividad de gestos deportivos(por ejemplos flexión y adducción de la extremidad).

Prevalencia

Según las cuatro entidades citadas anteriormente, el estudio de Mosler AB et al., explica que el dolor de groin asociado al aductor largo es el más diagnosticado, constitituyendo un 68% del total, seguido del asociado al ilipsoas (12%) y del asociado al pubis (9%)

En el mismo estudio se observa como la incidencia lesional de dolor de groin es cinco veces mayor durante un partido que durante los propios entrenamientos.

Cabe destacar algunos datos relevantes como por ejemplo, que la incidencia del dolor de groin UEFA Champions League durante 10 temporadas fue de 1,1/1000 horas. Además puede asociarse a una prevalencia del 21% lo que supone que 6/7 de cada 30 jugadores sufrirán una lesión de groin.

Clínica

Como hemos explicado durante el artículo, el dolor de groin implica varias áreas, es por eso que la clínica que presenta el futbolista puede variar mucho, de hecho puede que el paciente no siempre localice las molestias en la misma estructura.

Algunas características de esta lesión

  • Se trata de un dolor sordo y generalmente de aparición progresiva.
  • Los primeros días el dolor cesa con el reposo o tras calentar.
  • El dolor evoluciona y el jugador puede presentar limitación en movimientos o gestos, por ejemplo flexión, rotación de cadera y addución de la pierna.
  • Es importante establecer un diagnóstico correcto y lo más temprano posible.
  • El futbolista puede tener dolores en actividades de la vida diaria y no sólo en la práctica deportiva, incluso en ocasiones debilidad.

Diagnóstico

Al igual que en el resto de lesiones como por ejemplo, la rotura del ligamento cruzado anterior o incluso un esguince, os recomendamos que ante cualquier sospecha, acudáis a un profesional sanitario, un fisioterapeuta que os deberá valorar incluso derivar si lo cree necesario.

Desde el punto de vista de la fisioterapia será imprescindible realizar una correcta valoración, no solo realizando pruebas específicas como por ejemplo el test de GAP, sino que será imprescindible conocer las características del jugador, realizar una valoración completa y reevaluarlo a lo largo de todo el tratamiento.

Tratamiento de pubalgia

El tratamiento tendrá que ser pautado por un fisioterapeuta, pues dependiendo de la evolución de la lesión y del propio jugador, además de otros factores como la categoría en la que esté jugando, será muy diferente.

Es importante la adaptación de la carga, el primer objetivo será reducir el dolor que el paciente sufre para ir poco a poco progresando y así volver al terreno de juego, aunque habrá que tener en cuenta que no siempre parar será una opción.

En última instancia, se opta por un tratamiento quirúrgico, pues el tratamiento en fisioterapia será siempre la primera opción.

Conclusiones

El dolor de groin es una de las lesiones más comunes en el fútbol que disminuye la calidad de vida del jugador, pues a veces incluso interfiere a la hora de realizar las actividades de la vida diaria. Por eso, será muy importante establecer un buen diagnóstico y ser guiado por un un profesional sanitario a lo largo de todo el proceso rehabilitador.

Bibliografía

Werner J et al. Hip and groin time-loss injuries decreased slightly but injury burden remained constant in men’s professional football: the 15-year prospective UEFA Elite Club Injury Study. Br J Sports Med.2018;53(9):1-9. Disponible en: https://bjsm.bmj.com/content/53/9/539


Mosler AB et al. Epidemiology of time loss groin injuries in a men’s professional football league: a 2-year prospective study of 17 clubs and 606 players. Br J Sports Med.2018;52(5):292-29. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28666981/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *