L4F

Lesiones musculares en el fútbol

Buenas chic@s hoy venimos a hablaros de las lesiones musculares en el fútbol. Estas ocupan el segundo puesto en el ranking de lesiones más comunes en este deporte.

¿Cómo y cuándo se producen este tipo de lesiones? ¿Cómo debe abordarse su tratamiento? A continuación os explicaremos algunas generalidades sobre ellas.

Introducción

Las lesiones musculares son unas de las más habituales. Constituyen un porcentaje entre el  35% y el 55% de las lesiones deportivas en general, en diferentes deportes y competiciones.

En concreto, en el fútbol, ocupan el segundo puesto de lesiones más habituales. Tienden a darse, al igual que el resto de lesiones, en mayor medida en los partidos. Esto es así ya que los pases, las aceleraciones, deceleraciones, cambios de sentido etc aumentan durante las competiciones.

Etiología 

Existen diferentes factores mecánicos que pueden intervenir en el desarrollo de lesiones musculares en el fútbol. Además, hay algunos factores que pueden considerarse predisponentes en el desarrollo de este tipo de lesión.

Entendemos como factores mecánicos aquellos considerados “de riesgo” (que pueden ser intrínsecos al propio jugador o extrínsecos) y al propio mecanismo de lesión.

Dentro de los factores predisponentes, entre otros, encontramos: 

  • Lesiones anteriores: será importante conocer los antecedentes.
  • Déficit de fuerza: el entrenamiento de fuerza es clave en el fútbol
  • Laxitud ligamentosa: puede considerarse factor de riesgo
  • Déficit propioceptivo: la propiocepción se considera clave en la readaptación y “prevención
  • Fatiga: realizar descansos correctos será necesario
  • Mialgia: dolor muscular
  • Contusión muscular: sobre todo si la contusión es importante

Artículos como el de Mendiguchia J et al., explican  muchos de los factores que influyen en la lesión muscular en el caso del cuádriceps. Se consideran factores contribuyentes las aceleraciones y deceleraciones, así como el propio pase de balón también lo hace.

Grados 

Para facilitar su clínica, algunos autores resumen las lesiones musculares tres grupos según el grado

Grado 1: lesión leve con rotura de capilares, el hematoma suele ser grande. El jugador no recuerda en qué momento exacto sucedió la lesión, a veces no existe un mecanismo claro desencadenante. En este caso el jugador se mueve con normalidad y su actividad no cesa.

Grado 2: puede existir un “aplastamiento” de las fibras musculares. En el momento en el que ocurre impide la continuación de la actividad. Es el conocido “síndrome de la pedrada”. Existe hematoma.

Grado 3: existe una rotura de un porcentaje de fibras musculares muy importante o incluso el vientre muscular completo. En el momento que se produce la lesión aparece el dolor y tiende a ser intenso. El jugador no puede continuar la actividad, en este caso sería imposible. Tumoración globulosa dura y no existe arco de movilidad los primeros días

Valoración clínica

Al igual que en el resto de lesiones deportivas, en este caso en lesiones musculares en el fútbol, será importante acudir a un profesional sanitario. Pues será necesario no sólo establecer el grado de la lesión, sino que la pauta de un tratamiento correcto será esencial..

Algunos de los puntos claves son: la realización de una correcta anamnesis, inspección, palpación y valoración clínica. Se valorarán no sólo los movimientos, sino los signos y síntomas que presenta el paciente. En lesiones musculares muchas veces se realiza también una exploración con ecógrafo para conocer el estado de los tejidos. En lesiones más graves se puede realizar una resonancia magnética.

Tratamiento

 La actuación sobre una lesión muscular aguda (las primeras 48-72h) suele seguir el proceso conocido como “POLICE”. Lo cual significa protection, optimal load, rest, ice, compression, elevation. 

Actualmente siempre que la lesión lo permita se optará por un descanso activo o un reposo relativo. Aunque si que es cierto que las primeras 48h se tiende al reposo absoluto.

En cuanto la lesión lo permita el movimiento será imprescindible ya que el ejercicio tendrá un gran peso en la recuperación. Por eso debe ser pautado por un especialista y debe realizarse siguiendo unos criterios básicos y una progresión (de isométricos a excéntricos). 

Proceso terapéutico

El proceso terapéutico en lesiones musculares en el fútbol puede dividirse en fases:

  • Fase aguda: el objetivo principal será controlar el dolor, manteniendo la capacidad contráctil del músculo. Intervención: POLICE y normalizar AVDS (actividades de la vida diaria)
  • Fase de regeneración: el objetivo será favorecer la regeneración y evitar la atrofia muscular. Se inicia la fisioterapia activa.
  • Fase de fibrogénesis: el objetivo será favorecer la reorganización del tejido cicatricial y la capacidad funcional del músculo. Se continúa con la fisioterapia activa a la que se le suman otras técnicas.
  • Fase final: será importante la readaptación al entrenamiento y la vuelta a la competición

Resumen

Las lesiones musculares en el fútbol ocupan un puesto muy importante. Suelen producirse durante los partidos y dependiendo del grado generan mayor o menor incapacidad.

Será importante que un profesional sanitario valore la lesión para pautar un correcto tratamiento. Existen diferentes fases dentro del proceso dentro de las cuales el tratamiento variará según el deportista y las características de la lesión.

Comparte este post

Más artículos

¿Quieres entrenar como un pro? ¡te regalamos una semana completa!

 

Empieza a mejorar tu rendimiento con nuestra metodología de trabajo para futbolistas.